Descubre Lisboa

Todo sobre Lisboa. Antes y durante el viaje.

Escapada a Santa María de Belém

Escapada a Santa María de Belém

Lisboa, capital de Portugal, es, sin duda, una de las capitales cuya historia y devenires has hecho que mantenga la esencia de lo que fue para convertirse en la magnífica ciudad que es actualmente. Su centro histórico irradia momentos trascendentales y está lleno de batallas y aprendizajes del pueblo portugués. Con todo, por si crees que ya has visto todo lo que hay que ver en Lisboa centro, en las inmediaciones existen también lugares que han formado parte activa de la historia de la ciudad, como Santa María de Belém. Por ese motivo, te proponemos una escapada diferente: Escapada a Santa María de Belém.

¿Qué es y dónde está Santa María de Belém?

Santa Maria de Belém es una parroquia portuguesa (en portugués freguesía) que pertenece al municipio de Lisboa. Está situada al oeste de la capital, junto a la desembocadura del río Tajo.

Con todo, es el lugar donde el rey Manuel I mandó construir una serie de monumentos para dejar clara constancia de la importancia de este lugar – donde partían los barcos al Nuevo Mundo.

Entre los monumentos construidos destacan algunos como el Monasterio de los Jerónimos o la propia torre homónima, la Torre de Belém, que han sido declarados Patrimonio de la Humanidad. Además, existen otros monumentos que, a pesar de no estar declarados como patrimonio histórico, son de gran importancia en este enclave como la Casa del Gobernador, el Palacio Nacional o el Centro Cultural.

Santa María de Belém

Monumentos de Santa María de Belém

Como si del centro histórico de Lisboa se tratase es uno de los lugares indispensables que ver en Lisboa y es que este enclave está lleno de monumentos y calles de ingente valor. Para acceder y conocer mejor este barrio te recomendamos que contrates una excursión con Vipealo.com. Ellos se encargarán de todo.

Torre de Belém

Se comenzó su construcción en 1516 y forma parte de la Era de los Descubrimientos. Sirvió como puerto desde el que partían los exploradores nacionales hacia India y China. También sirvió como fortaleza para defender el territorio. Con el paso de los años, también se empleó como prisión y como centro de recaudación de impuestos.

En su interior cuenta con diversas salas en sus 5 plantas, entre las que destacan la Sala del Gobernador, la Sala de los Reyes, la Sala de Audiencias y La Capilla. Finalmente, en la parte superior encontramos la Terraza de la Torre, desde donde se pueden observar maravillosas vistas.

Torre de Belém, Santa María de Belém

Monasterio de los Jerónimos

Perteneciente a la orden de San Jerónimo fue construido en conmemoración del regreso de Vasco de Gama de la India. Destaca por el estilo manuelino que presentan casi la totalidad de los monumentos de Santa María de Belém.

Además, en este enclave se sitúan las tumbas de Vasco da Gama y Luís de Camões, dos figuras importantes en el país. También se encuentran allí miembros de la realeza como Manuel I y su esposa María de Aragón, Juan III, Sebastián I o Enrique I.

Monasterio de los Jerónimos, Santa María de Belém

Si te apetece conocerlo todo y disfrutar de ello te recomendamos que contrates una visita turística tanto del centro histórico como de Santa María de Belém con Vipealo.com. Descubrirás que hay mucho que ver en Lisboa de la mano de profesionales de primer nivel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *